Mi semana en la Paz: compartiendo mucho más que danza

Mañana dejo la Paz y no puedo evitar sentir un poco de tristeza. Llevo 7 días aquí, pero han sido tan intensos y he conocido gente tan increíble que parece que hayan sido semanas. Echando la vista atrás y pensando cómo escribir este post, me he dado cuenta de que es imposible resumir momentos tan bonitos en tan pocas líneas, así que tengo que limitarme a mencionar muy rápidamente algunas de las experiencias que he vivido en esta ciudad:

Con la mamá de Vanessa y sus niñas

>>La ayuda de Vanessa Peña, su mamá y sus niñas: Vanessa es de La Paz pero vive en Madrid. En cuanto se enteró de que iba a visitar su ciudad, contactó con todos los grupos de danza india de allí para que vinieran a mis talleres y pudiera entrevistarles para mi investigación. ¡No sabéis lo mucho que me ayudó! He tenido la suerte de conocer a su mamá y a sus hijas, ya que vinieron a mis talleres y son un encanto. Las dos niñas bailan genial y les encanta Bollywood. Esta mañana, al salir del hostel para tomar un café, las he visto en la recepción. ¡Qué sorpresa me han dado! Querían despedirse de mí y nos han regalado una Pascualina riquísima. Desde aquí quiero agradecer a Vanessa y su familia por el apoyo que me han dado: ¡mil gracias!

>> César, Pamela y las Mash Allah: César Cusicanqui es amigo de Vanessa Peña y, desde que se enteró de que llegaba a la Paz, no ha dejado de ayudarme para que mis talleres y actividades fueran un éxito. Él fue quien tuvo la idea de que diera una charla y quien convocó a todos los grupos de la Paz y alrededores para que asistieran a ella. Además, me ha acompañado a todas partes y me ha hecho de guía de la ciudad, por más que diga que es malísimo orientándose! 🙂 Su hermana Pamela también es estupenda: sus dos hijas bailan bollywood desde hace tiempo y forman el dúo Mash Allah. Con ella estuve paseando por el mercado de la 16 de julio y me llevó a un puesto donde vendían miles de películas de Bollywood! Además, llevó a sus niñas a mis talleres y, al charlar con ellas y verlas bailar, me di cuenta de que realmente les apasiona la danza india. Se saben todas las canciones de memoria, crean sus propias coreografías, participan en festivales, concursos y shows de televisión, bailan también algo de danza clásica india… Estoy segura de que serán un fenómeno dentro de unos años. ¡No dejéis de bailar chicas! 🙂

Con Dil Deewana>>Dil Deewana: Esta agrupación cultural me contactó a través de Facebook para pedirme un taller privado de Bollywood, y algo de bhangra y kathak. El martes y miércoles, hicimos los talleres en la es cuela Danzart y asistieron unas 15 personas. Ese día no podía imaginar que en realidad elgrupo estaba compuesto por 50 integrantes, de todas las edades y características. El domingo me invitaron a conocer su lugar de ensayo y fue muy bonito. Habían decorado la sala como si fuera un teatro de la India y se habían vestido todos con sus mejores galas de la India… ¡muy emocionante! Me dedicaron varios bailes, muy divertidos, y pude compartir experiencias con la mayoría de ellos. Se trata de una agrupación cultural de aficionados al cine Bollywood que un día decidió ponerse a bailar. Ahora crean sus propias coreografías, ensayan todas las semanas y participan en todo tipo de actividades relacionadas con la cultura india de forma desinteresada. “Somos una gran familia” fue la frase que más oí durante la tarde. ¡Gracias por invitarme!

charla>> Charla sobre “Teoría de la danza”: Desde que conocí a César le entusiasmó la idea de aprovechar que estaba en la Paz para unir a todos los grupos de danza india de la ciudad y alrededores en un encuentro. Además, me contó que, como muchos de estos grupos son autodidactas, les vendría muy bien una charla sobre teoría de la danza india. Dicho y hecho. Al cabo de unas horas, ya tenía listo el flyer de la charla, que sería el viernes por la tarde. Celebramos la charla en el Centro de Estudios Védicos y allí estaban la mayoría de representantes de los grupos de bollywood de la Paz. Hablé sobre el Natyashastra, las devadasi, las diferentes danzas clásicas de la india, su historia y evolución, los hastas, y, ¡cómo no! Sobre cómo fue el camino de la danza clásica a Bollywood. Los grupos mostraron mucho interés y tras la charla no paraban de hacerme preguntas. Nos quedamos allí un buen rato charlando. Espero haberles ayudado a entender y apreciar todavía más la riqueza de la danza india. Me han entrado muchas ganas de estudiar mucho más para poder ayudar a otros bailarines y bailarinas.

>> Carolina, Vanessa y Kinetik: Carolina fue la primera persona con la que hablé para organizar un taller en la Paz. Es bailarina de ballet y profesora de danza árabe y ritmos urbanos. Ella se encargó de toda la organización, la difusión del taller y los contactos con la TV. Le ayudaba Vanessa, compañera suya de danza clásica y secretaria de Kinetik, la escuela donde di el taller. Tanto Caro como Vane son majísimas y pude compartir con ellas varias comidas, paseos, muchas risas… Y, por supuesto, los talleres. Estuvieron en primera fila los dos días ¡y le pusieron muchas ganas! Tantas, que me han pedido la música y quieren seguir bailando bollywood y bhangra 🙂 Parece que se están enganchando, ¡yuju! Gracias por todo, chicas!

>>Talleres en Kintetik: Los talleres en Kinetik duraron sábado y domingo: por la mañana, para principiantes y por la tarde para bailarines. Al taller de la mañana vinieron varias niñas aficionadas a Bollywood que le pusieron mucho entusiasmo a cada paso. Al final de la clase bailaron la coreografía ellas solas y a mí se me caía la baba al verlas bailando tan felices! Por la tarde, la clase se llenó. Vinieron 20 personas: algunas integrantes de la academia de danzas de la India Aaja Nachle, aficionadas a la danza bollywood, y bailarinas de ballet y danza árabe. También vino Araxiel, compañero de Carolina y bailarín de Ballet, quien fue protagonista de nuestra coreografía jajaja En clase hubo muy buen ambiente y ganas de aprender, para algunas personas fue un descubrimiento ya que nunca habían bailado esta danza; para otras, que ya bailaban Bollywood desde hacía tiempo, supuso ver un nuevo estilo y nuevos pasos. Era el caso de Vivi, del grupo Aaja Nachle, con quien pude compartir una comida y que se emocionaba al contarnos que le encantaba poder hablar con personas que tuvieran su misma pasión, ya que para ella bailar lo es todo. El domingo, al acabar la clase, todos vinieron a hablarme, preguntarme cosas o despedirme. Cuando me di cuenta, habían pasado… ¡2 horas! Y seguía charlando con los alumnos, una pasada.

cindy>> Cindy y su mamá: Conocí a Cindy y su madre en mi taller de Oruro. En cuanto hicimos un descanso, se acercaron a mí y me dijeron que habían venido de la Paz solo para ir a mi clase. Fanny, la madre de Cindy, conoce las películas de Bollywood desde que era joven y es una enamorada de la danza india. Tanto, que asegura que Cindy empezó a bailar desde antes de nacer. Tanto la madre como la hija son un encanto y pude compartir con ellas muy buenos momentos: aparte de tenerlas siempre en mis clases y en mi charla, visitamos el templo juntas, paseamos y nos llevaron a Ani, Aida y a mí a probar el Api con pastel. A Cindy le brillan los ojos cada vez que habla de “danza hindú”, es una de las chicas de la Paz con más experiencia en los escenarios y ya con 9 años daba sus primeras clases. Después de participar en varios grupos, ahora es una bailarina solista y colabora con el grupo de Oruro Indi World. Me encanta su interés, su entusiasmo y ganas de aprender y estoy segura de que dentro de unos años será una gran bailarina y profesora.

¡Llegó el momento de dejar la Paz! Solo espero volver a reencontrarme con la gente tan estupenda que he conocido muy pronto. Sea como sea, ¡estaremos en contacto!

Anuncios